¿Qué es una cuba?

Una cuba es un simulador de buceo. Es una especie de pileta totalmente metálica construida sobre superficie que posee nada menos que 10 metros de profundidad.

La ventaja de hacer una práctica extra-curso en la cuba es que se realiza una inmersión real a -10 metros con todo el equipo completo, incluso traje. Si bien la cuba está calefaccionada a 28°C, para mayor comodidad, el uso del traje permite recrear una inmersión real, pero en un ambiente controlado.

Otra ventaja es que en una cuba de -10 metros podemos practicar ejercicios de flotabilidad que en la pileta, por su escasa profundidad, son imposibles de hacer. Mantenerse flotando a dos aguas, hacer el buda, ponerse cabeza abajo, son algunos de los ejercicios que se practican en este ambiente. 

Eso permite "tomarle el pulso" absolutamente al chaleco compensador y trabajar la flotabilidad con el uso directo de los pulmones. Además se hacen ejercicios en el fondo que aumentan la tranquilidad de un buzo a una profundidad mayor que la lograda en la pileta, pero utilizando todo el traje y por lo tanto un cinturón de plomo real, con la misma cantidad de peso que en una inmersión en ambiente natural pero en un ambiente controlado y acompañado por sus instructores.

La práctica en la Cuba ¿es para alumnos en curso o para buzos recibidos?

Es un paso casi indispensable para los alumnos en curso o para aquellos que hace poco se recibieron ya que pueden realizar una inmersión más profunda y trabajar con el movimiento en tres dimensiones, compensar al menos dos veces, trabajar la velocidad de ascenso y descenso. Moverse en el fondo con todo el equipo y en un ambiente que da confianza y predispone a la práctica. Estas suelen ser cosas que los buzos deberán aprender al llegar al mar. Pero, haciendo la cuba previamente se aprende esta técnica en forma más sencilla y menos traumática.

Para los buzos recibidos con cierta experiencia la cuba sirve como parte de un Update, para refrescar conocimientos y técnicas, sobre todo si hace mucho que no bucea. Es un forma de suplir una inmersión natural y no perder la práctica. Todos los buzos deberíamos hacer, al menos, un par de inmersiones cada seis meses como mínimo. La cuba sirve, entonces, para llenar el vacío de un espacio sin prácticas./p>

Te vamos a solicitar que presentes tu bitácora y credencial al momento de anotarte en el horario de tu preferencia.

¿Cuánto tiempo estamos bajo del agua?

 Al llegar a la cuba. Se colocan los equipos e ingresan al agua donde permanecerán por espacio de una hora o lo que dicte el consumo de aire. Lo primero que hacemos es un cálculo de flotabilidad para que cada buzo baje con el plomo justo.

Luego, guiados por un instructor de la escuela, realizan prácticas de flotabilidad, se trabaja el consumo de aire y se realizan diferentes juegos en el fondo. Tenemos muchas destrezas preparadas para proponerte y que harán de tu práctica en la Cuba, algo que aprovecharás al máximo.

También se hacen ascensos de emergencia como compartir aire y utilización de octopus. También se practican distintos tipos de ascensos y descensos libres y por cabo, y muchisimas cosas más de las cuales te enterarás este miércoles en la reunión.

 Tenès tu propio equipo y necesitás probarlo?  Tenés ganas de bucear, simplemente bucear sin ninguna consigna? 

El 17 de Septiembre volvemos a La Cuba.