Teo Aspesi

Homenaje a un gran Hombre

Quiero rendirle homenaje a un hombre, A UN BUZO, con todas las letras. Una pérdida irreparable que enluta a toda la familia del buceo argentino y de otros países a los que supo visitar. 

 Quienes tuvimos la fortuna de acompañarlo en las inmersiones sabemos que era así. Un apasionado, enamorado y perdidamente seducido por el buceo. Tal era su pasión que nos enseñaba más de los que los libros decían. Nos revelaba todos los secretos en cada curso, en cada equipo, salida y experiencia. No se guardaba nada. Todo lo compartía. Lo volcaba en cada uno de sus alumnos, pensando que algún día “prendería“ esa semilla y se convertiría en un buzo integro como él. Foto: de su amigo Sergio Massaro  

Como lo sigue haciendo desde donde está ahora, porque desgraciadamente desde el 14 de octubre de 2009, dejó de estar entre nosotros. Solo físicamente. Porque ESTAS Y ESTARAS, en cada charla, en cada buceo, en cada encuentro con la pasión que volcaste a tu paso. 

Me siento obligado y orgulloso de escribir estas líneas, por haber sido su alumno, su colaborador y su amigo, testigo de su entrega total a lo que mas amaba: EL BUCEO. Estoy seguro de que él quiere que sigamos el camino señalado, continuar con la actividad. 

Sus logros profesionales son únicos y será un referente indiscutido en la historia del buceo técnico en el país. Dejó un legado inmenso e invalorable, para todos los que lo seguíamos y trabajábamos, buceábamos y compartíamos tiempo con él. Fue nuestro maestro, nuestro mentor, nuestro guía y siempre nos hacía sentir que era "un compañero más". Una lección constante de humildad, siendo para nosotros lo "grande" que era, y un orgullo para quienes estuvimos a su lado. 

El dolor es inmenso e indescriptible, no tiene fin. Su familia, sus hijos, sus amigos, sus compañeros, “sus” buzos, no tenemos consuelo. Quienes dejan de estar físicamente a nuestro lado, mueren sólo si los olvidamos, y esa es la razón por la que TEO seguirá "buceando" entre nosotros. 

Hoy diste tu “gran paso de gigante al frente” y te fuiste a bucear con Jacques Cousteau, con Tito Rodriguez y con tantos otros que nos miran desde el mas allá. Hiciste tu ultima pero eterna inmersión, aquella donde no hay intervalos, no problemas de enfermedades de descompresión, paradas de descompresión, y menos aún, no hay problemas de visibilidad, esta buceando en el PARAISO.

Gracias MAESTRO y hasta la próxima inmersión…

Texto: Marcelo Pierini alumno y amigo de Teo Aspesi

Foto: Sergio Massaro